Día 4: de La Pavona a Volcán Arenal en coche

Si quieres aprovechar los días en Costa Rica, tendrás que madrugar, a las 17:30-18:00 anochece, por lo que es mejor viajar temprano.

A las 5:30 estábamos en el bote rumbo a La Pavona para volver a subirnos en nuestro 4×4.

Un viaje en bote sin incidencias por los canales para despedirnos del Parque Nacional de Tortuguero. Ya en tierra, coger las mochilas y al coche, un trayecto de 4 horas y media nos espera hasta el Essence Arenal, nuestro alojamiento en el Castillo.

Para abandonar La Pavona las carreteras son de grava, luego ya lo normal en Costa Rica, carreteras de doble sentido, de 60-80 km/hora, muchas áreas escolares y curvas, con el GPS sin pérdida, aunque en la última conexión WIFI me gusta dejar precargada la ruta hasta el punto exacto, ya que los GPS no suelen localizar bien los hoteles, sólo puntos de interés cercanos.

 

Tras el viaje, llegamos a nuestro destino sobre las 12 del mediodía. El Essence Arenal Hotel tiene unas vistas privilegiadas de la Laguna y el volcán Arenal, además cuenta con una finca privada de varias hectáreas, atravesadas por un río y con una plantación de café en su interior, además el propietario tiene una pequeña piscina en lo alto de una loma junto a su casa y a unos 30 minutos caminando desde el hotel, en la que cualquier inquilino puede bañarse.

Con este panorama, pasamos la tarde por allí y aprovechamos las últimas horas de luz en la terraza de La Gavilana, un bar en el que se exponen las obras de arte pintadas por su dueña, una joven americana. Es un sitio peculiar, donde pudimos disfrutar de un batido de plátano con chocolate y unas galletas.

Nuestro hotel estaba a 2 minutos caminando, así que llegamos a tiempo para la cena, todo vegetariano, cada día de un tema y sueles ayudar en la elaboración del mismo, la casualidad hizo que ese día tocará comida costarricense.

Las cenas se cobran aparte, son 11$ más iva.

Leave a Reply